Skip to content Skip to footer

Antes del tiempo, el mar.

Podría escribir durante días enteros de la belleza monstruosa del mar. De su bravura y de la libertad. Es un mar antiguo en eterno movimiento. Cansado y solitario. Su silencio y su frialdad lo delatan. Sin apenas conocerlo sus aguas son ya mis aguas. Y no es culpa suya que me adentre hasta el mismo fondo de su abismo que ya es el mío. Soy la mirada que retiene el reflejo de su delicadeza azul. También soy aquel pez que murió en la arena entre el ámbar y la espuma. Soy un verso inacabado y su conciencia. El sonido milenario que retiene la caracola. La sonrisa efímera de las olas y la sal. La mitología. El infinito y la profundidad . Antes del tiempo, el mar.

2 Comentarios

Dejar un comentario